Ideas para escribir un libro. En busca de la originalidad y la inspiración

La falta de inspiración es uno de esos viejos mitos a los que uno siempre acude cuando se ha quedado sin ideas para escribir. Muchas veces se dice “se ha ido la inspiración”, o variantes similares que sugieren que la inspiración es algo externo que va y viene según le parece. Nosotros no creemos en ello. En Central de escritura creemos que el estado de inspiración puede cultivarse y que hay muchas maneras para que florezcan las ideas para escribir un libro.

Repasemos algunos ejemplos. Hemos mantenido al margen el uso de drogas u otras sustancias: tan sólo métodos naturales.

El paseo, ideal para desentumecer el cerebro

Desde tiempos inmemoriales, pasear ha sido una de las mejores maneras de salir a la búsqueda de ideas para escribir. Primero, porque el simple movimiento implica ver mucho más de lo que veríamos sentados en el escritorio (al menos en términos físicos). Segundo, porque el propio movimiento estimula la creatividad.

Autores como Robert Walser cultivaron el arte del paseo como método único de observación y, al mismo tiempo, de ejercicio físico extrañamente estimulante para la mente. Se diría que, con el caminar, afloran las ideas para escribir. Por ello, ante un bloqueo, salir a la calle a dar un paseo y a contemplar (es importante el término “contemplar”), puede ser una buena manera de desentumecerse.

ideas para escribir un libro

Ejercicios con las manos: invocar ideas para escribir un libro

Otro método recientemente certificado por estudios experimentales consiste en un ejercicio muy sencillo. Si estamos en el escritorio, abrir y cerrar ambas manos, desde la posición de palma abierta, hasta la posición de puño, estimula el flujo sanguíneo de manera que, también de forma en apariencia mágica, empiezan a fluir las ideas para escribir con mayor facilidad.

Es un ejercicio sencillo que muchas veces se realiza con una de esas bolas de goma antiestrés, o con cualquier aparato para ejercitar las manos. Aunque se puede hacer, claro, sin nada más que las propias manos, pues su objetivo es, sencillamente, el de aumentar el movimiento de la sangre.

Asistir a talleres literarios (online o en casa)

Otra buena manera de desencallar el flujo de las ideas, quizá sea entrando en contacto con otras personas, e incluso con maestros. Si vives en una pequeña ciudad y eso no es posible, ahora no hay inconveniente con los talleres literarios online y la multitud de herramientas de e-learning que se ofrecen en Internet. En Central de escritura, por ejemplo, realizamos toda clase de cursos de escritura creativa que tienen, además de profesores reconocidos, la vocación de estimular el intercambio.

Muchas veces el contacto directo con el Otro, un lector cualificado, y una conversación posterior, pueden facilitar en gran medida que surjan nuevas ideas para escribir un libro. Tanto si es online como si es presencial, el objetivo de todo taller literario es poner en contacto a personas.

Descubre nuestros cursos online de escritura creativa

Lo más importante: leer mucho

Para acabar, el consejo más básico y, al mismo tiempo, el más preciado. Una de las mejores maneras de estimular las ideas y la escritura creativa es leyendo mucho. Escoge bien a los autores porque de ellos puedes aprender tanto soluciones técnicas, como posibles tramas, giros dramáticos, sentidos simbólicos y más.

Leer a un autor estimulante es una de las mejores maneras para impregnarse de las ganas de escribir. Muchos dicen que Enrique Vila-Matas o Franz Kafka son dos autores que, de forma universal, estimulan la escritura creativa: cuando los lees, aparecen las ideas para escribir un libro, y mucho más.

Central de escritura
Central de Escritura
No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.