Diez motivos para tomar un taller literario si quieres ser escritor

Cuando se habla de talleres literarios o de cursos de escritura creativa, siempre aparece algún escéptico que duda de su utilidad. El debate es tan antiguo como la propia literatura. Y su formulación más concreta adopta forma de pregunta: ¿se puede enseñar a escribir?

En Central de escritura evidentemente pensamos que sí. La escritura, como todo arte, tiene una parte de intuición o de talento natural. Pero un buen escritor no se hace sólo con talento, sino que también necesita muchas otras cosas. Por poner un ejemplo, la música requiere igualmente de talento, pero nadie duda de que es necesario estudiar y practicar para poder convertirse en músico.

La literatura no es diferente. Las mismas ventajas que tiene estudiar música para un aspirante a músico, las tiene asistir a un curso de escritura creativa para un aspirante a escritor. Por ese motivo, a continuación hemos reunido diez de los motivos por los que tomar un curso de escritura creativa o realizar un taller literario puede ayudarte si quieres ser escritor:

1. Es la mejor manera de explorar tus inquietudes. Cuando se piensa en escribir, es normal tener dudas, la escritura provoca respeto. ¿Seré lo suficientemente bueno? ¿tendré algo que decir? ¿seré capaz de hacerlo? En realidad, todos tenemos la capacidad de escribir. Para hacerlo, sólo hacen falta dos cosas: perder el miedo y tener la voluntad suficiente para aprender. Tomar un curso de escritura creativa es la manera de comprobarlo.

2. Te ayudará a desarrollar tu imaginación. En ocasiones todos nos encontramos bloqueados, no sabemos acerca de qué escribir. Los motivos para ello son muchos y muy variados. Pero sea cual sea el motivo por el que sufras el bloqueo del escritor, te será más fácil superarlo si tienes las herramientas adecuadas. Un curso de escritura creativa te ayudará a abrir la mente. Te enseñará técnicas para provocar la imaginación y te ayudará a descubrir temas sobre los que te interese escribir.

3. Te proporcionará un estímulo para sentarte a escribir. La escritura es un hábito que requiere disciplina. Con todas las cosas que tenemos que hacer, es fácil acabar dejando la escritura para otro día que tengamos más tiempo. El riesgo que corremos al hacerlo es que al final ese día nunca llegue. Apuntarte a un curso de escritura creativa es una forma de motivarte para escribir y de ayudarte a crear ese hábito necesario. Al final, lo más importante es escribir de manera regular. Ya lo dijo Picasso: sea lo que sea la inspiración, cuando llegue es mejor que nos encuentre trabajando.

4. Te ayudará a mejorar tu técnica. La escritura tiene mucho de imaginación y de intuición. Pero también tiene mucho de técnica. Hay recursos, formas de utilizar el lenguaje, maneras de estructurar un discurso, que se pueden considerar como las herramientas con las que se construyen los textos literarios. Saber cómo se hacen determinadas cosas hará que puedas expresar mucho mejor lo que quieres decir.

5. Recibirás comentarios sobre tus textos. Escribir es un trabajo solitario. Lamentablemente, es normal que el contacto directo con nuestra propia obra nos haga perder la capacidad de valorarla. Llega un momento en que no sabemos si lo que estamos escribiendo está bien o no. En esas situaciones, contar con alguien que sea capaz de leernos con objetividad y hacernos comentarios constructivos es imprescindible. En un taller literario, tu profesor y tus compañeros estarán encantados de ayudarte.

6. Desarrollarás tu capacidad crítica. Todo el mundo te dirá que leer a los grandes escritores es la mejor escuela literaria. Sin embargo, para poder comprender por qué un libro es una obra maestra en ocasiones es necesario leer obras que no lo sean. Es en la comparación donde nos damos cuenta de los pequeños detalles que convierten un buen texto en uno magnífico. En un taller literario podrás leer obras excelentes, buenas y no tan buenas, lo que será de gran ayuda para poder apreciar dónde reside el secreto de la buena literatura.

7. Obtendrás mucha práctica. Escribir es como cualquier otro ejercicio. Se mejora con la práctica. En un taller literario tendrás que escribir todas las semanas sobre temas diversos, lo cual es como ir a un gimnasio para la escritura. Tras varias sesiones, te será mucho más sencillo escribir sobre cualquier tema que quieras, pues tu mente estará acostumbrada a ello.

8. Conocerás a gente que comparte tus intereses. Casi tan importante como la voluntad de escribir, es contar con un entorno que nos anime a seguir adelante con nuestros proyectos. Conocer a otras personas como tu, que deseen ser escritores, es la mejor manera de estimularte para no perder el ánimo por el camino.

9. Tendrás la guía de un escritor consagrado. Empezar en el mundo de la escritura es difícil. El camino que se debe seguir no está señalizado y no está muy claro hacia dónde deberíamos caminar. En un curso de escritura creativa, tu profesor será un escritor consagrado que ya recorrió el camino que tu estás empezando, por lo que podrá aconsejarte y ofrecerte la guía necesaria para llevar a buen puerto tu proyecto.

10. Porque no sólo te ayudará si quieres ser escritor. Los cursos de escritura creativa y los talleres literarios también tienen muchas otras ventajas. Para descubrirlo, lo mejor es que leas “Diez motivos para tomar un taller literario aunque no quieras ser escritor”.

Alfonso Muñoz Corcuera
No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *