Cómo escribir una novela, pautas y claves

Llevábamos un tiempo queriendo escribir una entrada con pautas y claves sobre cómo escribir una novela. Sobre todo porque, cuando buscamos por internet, aparecen muchas guías que ofrecen consejos sólo para escribir un tipo de novelas determinado: las comerciales. Desde Central de Escritura queremos ofrecer una visión alternativa.

Para ello, o daremos claves generales que no os encaminen hacia un tipo u otro de novela. Estos consejos los hemos tomado de escritores clásicos y, cómo no, de nuestro equipo de profesores de escritura creativa. Son principios generales que, sin duda, servirán como guía, sobre todo al principio (escribir una novela, como se suele decir, es como explorar un profundo y hondo pozo).

Pautas para escribir una novela: preparación previa

Coloquémonos en el momento previo a lanzarse a la escritura creativa. Si bien es cierto que muchas novelas han sido escritas de esta manera, sobre la marcha, no es recomendable para un principiante lanzarse al ruedo. Un texto tan largo como una novela conlleva muchos problemas estructurales, y a veces una mínima planificación previa puede resultar muy provechosa.

Supón que has tenido una idea para escribir un libro. Bien, lo que podrías hacer a continuación es un esbozo de los personajes que aparecerán, un esbozo general de la trama (si es que la hay) y, por último, un pequeño esbozo técnico donde especificarás algunos rasgos: si estará en primera persona, cuál será su tiempo verbal, si el tono será cómico o no, cómo serán las descripciones, los personajes etc.

Disponer de una guía y un referente a la hora de escribir una novela puede ser determinante en momentos en que nos quedemos encallados o no sepamos si estamos en el camino correcto.

Escribir una novela es un ejercicio físico

El escritor inglés Martin Amis, dijo en una entrevista de juventud que escribir una novela le parecía un ejercicio, literalmente, extenuante desde el punto de vista físico. Este símil es compartido por muchos. Porque, sin duda, escribir cansa, y escribir una novela a lo largo de meses, todavía más. Por eso, de acuerdo con el símil, conviene disponer de un entrenamiento adecuado.

Si no tienes costumbre de escribir, imponte una hora al día para generar una mínima continuidad. Verás cómo poco a poco te resulta cada vez más fácil escribir durante períodos prolongados. Eso sí, escribir una novela exige constancia. Si abandonas varios días, notarás, al volver a escribir, el anquilosamiento propio de quien ha perdido la costumbre. Además no hay nada tan difícil como empezar a escribir un libro.

Por ello, escribe con la disciplina y entrega de tu deporte habitual.

Aprende con los mejores

Hablar de escribir una novela es hablar ya de palabras mayores. No tanto por lo cualitativo, sino por las exigencias añadidas de lo cuantitativo. Una novela es un texto muy largo que exige algún tipo de coherencia interna. Mantenerla y saber esbozar las partes de la estructura con solvencia requiere de práctica, tesón y mucho dominio de la técnica. Y muchas veces lo que falta no son ideas para escribir un libro, sino el conocimiento de cómo hacerlo.

Por ello, una manera interesante de empezar a escribir una novela es haciéndolo bajo la guía y la tutela de un maestro. James Joyce como maestro de Beckett y Svevo, por ejemplo. Aquí, en Central de Escritura, tenemos un taller literario enfocado a la escritura de novelas. Lo imparte Jaime Mesa, autor de Alfaguara que goza de prestigio internacional. El curso de escritura de novela incluye una parte teórica, así como ejercicios. Otro elemento interesante: dura nueve meses, período en el que el alumno podrá estar, en todo momento, en contacto con el profesor y desarrollar su propio proyecto.

jaime mesa alfaguara

La guía y la tutela de alguien experimentado en escribir novelas, puede ser un primer paso fundamental para consolidad algunas pautas de escribir y claves estilísticas.

Algunos errores comunes al escribir una novela

En esta sección repasaremos algunos errores comunes -de tipo muy general y orientativo- al escribir una novela. Hay que considerar, en el campo de la literatura, que toda norma puede ser subvertida, y que en ocasiones puede encontrarse grandeza literaria en textos con errores “técnicos”. Pues la técnica no lo es todo: pero si parte necesaria. Algunos de estos consejos los sacamos del crítico literario James Wood, otros de nuestros profesores.

  • Confundir narrador y escritor: A menos que el tono sea netamente metaliterario, cuando habla un narrador ficcional hay que vigilar con mantener su coherencia interna. En ocasiones, una sobreabundancia de observaciones, o demasiadas explicaciones por parte del propio narrador, pueden enrarecer la naturalidad de la ficción. Un clásico ejemplo se encuentra en novelas en las que, de pronto, el autor empieza a sermonear al lector, produciéndose una súbita y extraña distancia con la narración.
  • La sobreadjetivación y el barroquismo: La grandeza de estilo no consiste en buscar palabras rebuscadas y utilizar sintaxis complejas. Intenta mantenerte en un nivel de lenguaje que controles, o que sepas que puedes controlar en el largo recorrido. Hay que desestimar el deseo inconsciente de agradar al lector. Muchas veces, este deseo nos puede llevar a añadir un exceso de adjetivos en el texto, palabras rimbombantes, etc. Tales elecciones no son incorrectas a la hora de escribir una novela, pero si no se desarrollan con conocimiento técnico pueden quedar mal.
  • Armonía en el tono y la estructura: Los textos de largo recorrido tienen un problema de dilatación temporal. Como uno puede estar meses escribiendo una novela, resulta especialmente difícil mantener a lo largo de todo el texto una unidad de tono, y en general la unidad estructural. Quizá unas semanas felices nos llevaron a escribir pasajes cómicos, y luego la más negra melancolía nos llevó a oscuras descripciones. Hay que saber armonizar el texto de la novela para que sus modulaciones resulten funcionales y creíbles para el lector.
  • La pereza: Escribir una novela es una tarea creativa de largo recorrido: exige dedicación y constancia. Dejarlo “para mañana” es uno de los peores errores que puede cometer un escritor.

Estas serían algunas pautas para escribir una novela. Os invitamos a que dejéis vuestros comentarios, con aportaciones, opiniones… Pues de la experiencia de cada uno podemos ir recogiendo otras pautas para escribir interesantes.

Central de escritura
Central de Escritura
Un comentario
  1. Me gusta leer libros de novelas y ahora que tengo tiempo me gustaría tratar de escribir una novela.
    Me parecen de gran interés sus consejos y tips.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *